Cirugía de vasectomía en Castellón de la Plana


Esterilización masculina

La cirugía de vasectomía es uno de los métodos más utilizados en todo el mundo, ya que se trata de un procedimiento sencillo y permanente. Su coste y riesgos son inferiores al de su equivalente femenino, la ligadura de trompas, y su eficacia es similar. Sabemos que su margen de error es de dos casos cada mil.

Ya que la vasectomía es un método definitivo e irreversible, en Clínica Acuario le ofrecemos la asesoría profesional que usted necesita para tomar esta importante decisión.

La vasectomía consiste en la sección de los conductos deferentes para impedir que los espermatozoides producidos por los testículos lleguen al semen. Estos espermatozoides son reabsorbidos por el cuerpo.

Se trata de una intervención sencilla, que se realiza con anestesia local durante aproximadamente 30 minutos y de forma ambulatoria, sin hospitalización ni reposo posterior. Previamente debe realizarse una consulta y un reconocimiento médico donde se valoran todos los aspectos necesarios y se solicita una analítica para la intervención.

La recuperación es rápida, y a los pocos días pueden iniciarse las relaciones sexuales utilizando un método anticonceptivo alternativo, pues aún existe fertilidad. Es al cabo de 15 a 20 eyaculaciones, y nunca antes de 4 semanas, cuando se realiza un análisis de semen y se comprueba que ya no hay espermatozoides.
Este método no produce ninguna variación hormonal ni altera prácticamente la cantidad y aspecto del eyaculado. No afecta negativamente la capacidad de erección ni el deseo sexual; por el contrario, es significativo el número de casos en los que aumenta la frecuencia y satisfacción de las relaciones sexuales debido a la despreocupación por un posible embarazo.

La vasectomía debe plantearse como un método definitivo e irreversible. Si persiste alguna duda, es preferible utilizar cualquier otro método anticonceptivo y esperar a estar totalmente decidido. Si se piensa en una fertilidad futura hay varias opciones, como guardar semen en un banco biológico específico, previamente a la vasectomía; realizar una nueva intervención quirúrgica para volver a unir los conductos, aunque esta es una operación cara, laboriosa y que solo tiene éxito en un 70  u 80 % de los casos; o por último, extraer células germinales de los testículos para utilizarlas en fertilización in vitro.


Clínica Acuario consultorio ginecológico
Clínica Acuario sala de espera de una clínica
Clínica Acuario pasillo